Retacía, licor de guindas de Calamocha.


Elaboración artesanal del Valle del Jiloca

Licor artesano de guindas Retacía

La Retacía  se la debemos a Fray Miguel de Berbegal, un monje franciscano que habitó en el convento de Calamocha a principios del siglo XVIII. Los conocimientos que adquirió en sus viajes por Italia y Francia le otorgaron gran fama en el valle del Jiloca elaborando remedios medicinales y licores tonificantes. Uno de estos es el licor de guindas llamado Retacía, cuya receta secreta llegó a todos los hogares de la comarca cuando el convento se cerró debido a la desamortización de Mendizábal.

Se elabora mediante maceración de guindas, clavelina, nuez verde y rama de zarza joven. Tiene  una graduación alcohólica de 27,5%, fácil de beber, sedoso y de marcado dulzor. Se puede tomar como aperitivo para estimular el apetito o como digestivo después de comer, muy frío en trago corto o con hielo. Salud¡¡

Licor artesano de guindas.

Elaborado según receta tradicional.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *